Realizan manifestaciones contra visita de Trump a Pittsburgh.
Donald Trump se quedó solo este martes en Pittsburgh. Las autoridades locales, estatales y nacionales dieron la espalda a la visita del presidente de EE.UU. a la sinagoga en la que el pasado sábado murieron once personas en un crimen de odio. Parte de la opinión pública acusa a Trump de fomentar el clima de odio en EE.UU. con la retórica agresiva que ha ofrecido desde su ascenso al poder.El alcalde de la ciudad, Bill Peduto, defendió desde un principio que no era un buen momento para la visita presidencial, el mismo día en que varias familias enterraban a sus fallecidos. Miles de personas se concentraron en las inmediaciones del templo. Mientras Trump depositaba piedras -una tradición judía- en las estrellas de David que conmemoran a las víctimas, mientras tanto se escuchaba a la gente gritar «¡No más odio!».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here