El Consejo Municipal de Tulsa escuchó a un panel de expertos mientras continúa su revisión de los Indicadores de Igualdad de Tulsa que mostró que la policía  usa más la fuerza más en minorías afroamericanas  que en ciudadanos blancos. Integrantes del departamento de Policía señalan que es necesaria una policía comunitaria pero también depende la respuesta de los habitantes y  que se  logre una base de entendimiento común entre ambas partes para generar confianza. Autoridades de salud mental propusieron que el programa llamado Co-responder necesita ser ampliado ya que esta iniciativa tiene policías,  paramédicos y expertos en salud mental que responden juntos a las llamadas de emergencia. Quieren que el programa se amplíe a 18 horas al día, siete días a la semana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here