Preocupados por el incremento de las tazas de desalojo en el país, donantes   ofrecen pagar alquileres atrasados ​​para más de 500 familias de Tulsa.

Restore Hope Ministries utilizará unrecurso para pagar los alquileres de los inquilinos que recibieron avisos de desalojo mientras los tribunales estaban cerrados por COVID-19. Pero los propietarios tendrán que aceptar un proceso de mediación sin volver a presentar un desalojo durante al menos los próximos tres meses, dijeron las autoridades.

Dependiendo de cuántos inquilinos y propietarios acepten la oferta, el dinero podría alcanzar para cientos de afectados, el director ejecutivo de la organización, Jeff Jaynes dijo que Los inquilinos en el condado de Tulsa han estado experimentando una crisis de desalojo durante años y ahora COVID-19 se sumó a esa crisis.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here