El gobernador de Oklahoma Kevin Stitt respondió a la reprimenda del  subcomité federal de la Cámara de Representantes que acusó a los líderes estatales de no hacer lo suficiente para luchar contra COVID-19.

El gobernador Stitt emitió una respuesta a la carta y dijo que aprovecho la metodología inicial de la Casa Blanca e implementó una versión similar de un mapa de alerta de riesgo COVID-19 para capacitar a los líderes locales en la  toma de decisiones críticas basadas en la dinámica única en sus condados. Informo que Las regiones de interés se han intensificado para implementar políticas y directrices de salud pública más estrictas para las empresas que tienen en cuenta la densidad de población y los datos de los esfuerzos locales de búsqueda de contactos. Senalo que el departamento de salud de Oklahoma no ha identificado un condado de “riesgo rojo” en base a sus cuatro criterios de selección de cómo COVID-19 está afectando el sistema de salud de Oklahoma. En el documento el gobernador dijo que Este es el enfoque correcto, y el Estado continuará desplegando datos transparentes, soporte de rastreo y pruebas, PPE y recursos adicionales para informar y mitigar las áreas de preocupación. Anuncio que Okalhoma Debe trabajar junto como un solo estado para proteger la salud y la economía. Destaco que en Oklahoma se promueve el Lávado de  manos con frecuencia; mantenerse a 6 pies de distancia de los demás; y usar una máscara cuando el distanciamiento sea difícil “.

Por otra parte El presidente de un subcomité de la Cámara de Representantes pidió a Oklahoma y al gobernador Kevin Stitt que cumplan con el consejo dado al estado por el gobierno federal en la lucha contra COVID-19.

El representante Jim Clyburn (D-Carolina del Sur) envió cartas de reprensión a los líderes de varios estados, incluido Stitt en Oklahoma, por hacer caso omiso a las sugerencias preparadas en un informe reciente no publicado para la Fuerza de Tarea de Coronavirus de la Casa Blanca. El informe identificó 21 estados que se encuentran en la ‘zona roja’, un crecimiento de picos en nuevos casos de COVID-19 y lamentablemente Oklahoma es uno de ellos.

El representante Clyburn informo  que el informe recomienda medidas de salud pública mucho más fuertes de lo que la Administración Trump ha pedido en público, lo que incluye el uso de máscaras faciales, barras de cierre y reuniones estrictamente limitantes”,

 Clyburn acevero que diversos estados incluido Oklahoma no parecen estar siguiendo estas recomendaciones inéditas y, en cambio, están aplicando políticas más consistentes con las declaraciones públicas contradictorias de la Administración que minimizan la gravedad de la amenaza.

Mostro su preocupación ante lo que califico como la alarmante oleada de casos y muertes por coronavirus en todo el país y el  que la Administración intente mantener en secreto las recomendaciones de salud pública en lugar de comunicar públicamente la importancia de estas medidas al pueblo estadounidense y garantizar que se sigan en todo el país “.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here