El pasado sábado se llevó a cabo en Tulsa un evento de recolección de medicamentos recetados controlados para retirarlos de forma segura. La finalidad es que estas medicinas consideradas drogas legales que no se usaron, No estén en las casas al alcance  de cualquiera. En Tulsa se recolectaron  unas 65 cajas lo que dio un peso de  1 225 libras de píldoras. Las estadísticas muestran que muchas de las drogas de las que los jóvenes abusan provienen de los botiquines o de las casas de amigos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here