Funcionarios estatales, entre ellos el gobernador Kevin Stitt, el fiscal general Mike Hunter y el director del Departamento de Correcciones (DOC) Scott Crow anunciaron hoy que el estado ha encontrado un suministro confiable de medicamentos para reanudar las ejecuciones mediante inyección letal. Hace 5 años que no se aplicaba la pena de muerte luego de un incidente en el que un sentenciado no murió de inmediato ya que se usó un producto diferente al que se usó en el pasado pero que países europeos prohibieron vender en Estados Unidos. Oklahoma ha ejecutado un total de 192 hombres y 3 mujeres entre 1915 y 2014 según el Departamento de Correcionales. El estado dijo que usarán una versión actualizada del protocolo anterior basado en las recomendaciones del gran jurado de varios países del 2016.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here