A medida que las temperaturas comienzan a subir en la región luego de una histórica tormenta de invierno, los habitantes de Oklahoma se preparan para un aumento en las facturas de energía.

Cuando las temperaturas bajaron a mínimos históricos en todo el estado, OG&E se vio obligada a implementar cortes continuos de energía para evitar que la red de Southwest Power Pool se sobrecargara.

Ahora que el clima se ha estabilizado, los habitantes de Oklahoma están preocupados por cómo serán sus facturas de energía en los próximos meses.

El lunes, el gobernador de Oklahoma Kevin Stitt celebró una conferencia de prensa con varios otros líderes estatales para discutir el efecto de la tormenta en las facturas de servicios públicos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here