Un diferendo entre la fábrica de Autobuses IC of Oklahoma ubicada al norte de la calle mingo en Tulsa y el gobierno local provocó el inicio de una campaña en redes acusando al alcalde de Tulsa GT Bynum que pretender subirles considerablemente la renta de los terrenos donde operan y con esto generar perdida de empleos. Según videos que circulan en la  campaña llamada Defensa de los empleos de Tulsa esta fabrica esta generando trabajos bien pagados y con beneficios a 1600 personas de la ciudad generando así un  impulso económico. Incluso este martes circuló un documento que señala que el incremento dramático en el costo de la renta haría perder todos los empleos, un importante porcentaje de trabajadores ahí son hispanos y están sumamente  preocupados

Fuerza Oklahoma consultó con la oficina de comunicación del alcalde GT Bynun y aclararon que NO EXISTE ninguna orden de desalojo  ni nada parecido. Lo que si, es que es el gobierno local está negociando actualmente una renovación del contrato de renta del  terreno de un millón de pies cuadrados donde la la fábrica de los autobuses escolares y camiones bancarios tiene sus instalaciones. La renta de ese lugar ha sido durante dos décadas a un precio total de solo UN DÓLAR ¡!! es decir ha sido un pago simbólico. El alcalde comentó  que solo buscan que en virtud de su contrato la instalación que es propiedad de los habitantes de Tulsa opere de forma segura. El alcalde fue enfático en señalar que la campaña lanzada hoy sobre este la renegociación solo busca politizar el tema y sentenció que los habitantes de Tulsa No son tontos!

Confió en encontrar los acuerdos para mantener operando la fábrica y preservar los empleos a como se ha logrado negociar con otras empresas similares.

Trabajadores hispanos reaccionaron preocupados ante este documento que culpa directamente al alcalde de poner en riesgo sus empleos

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here