El gobierno del presidente Donald Trump está rechazando las solicitudes de residencia permanente de algunos jóvenes inmigrantes que quieren vivir en Estados Unidos tras escapar de la violencia de sus países argumentando que exceden la edad límite para el programa al que se quieren acoger.

Un programa federal que permite desde 1990 que jóvenes inmigrantes que han sido abusados, abandonados o que tienen padres negligentes busquen guardianes asignados por la corte y soliciten la residencia permanente para quedarse en Estados Unidos.

Si bien los solicitantes pueden presentar documentos antes de los 21 años, el gobierno de Trump ha dicho que algunos de ellos no son aptos tras cumplir los 18 años, provocando un alud de notificaciones de solicitudes rechazadas el año pasado en Nueva York, Texas y California y haciendo preguntas adicionales a los solicitantes en Nueva Jersey.

Los activistas de inmigración han presentado demandas en Nueva York y California, alegando que cientos de jóvenes inmigrantes podrían verse afectados negativamente por el cambio.

“Este gobierno está arremetiendo literalmente contra algunas de las personas más vulnerables que están buscando ayuda”, dijo Mary Tanagho Ross, abogada de apelaciones de la organización defensora de los derecho de inmigrantes Public Counsel, con sede en Los Ángeles.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here