El  cementerio privado estaría bloqueando los esfuerzos para encontrar los de las víctimas de la masacre racial asesinados hace casi 100 años . El alcalde G.T. Bynum ha insistido en que la ciudad haría todo lo posible para encontrar posibles fosas comunes con víctimas de una de las peores masacres relacionadas con la raza en la historia de Estados Unidos. La violencia de 1921 dejó hasta 300 muertos en el Black Wall Street de Tulsa. Bynum dijo que la ciudad no ha podido investigar si el cementerio Rolling Oaks en el sur de Tulsa contiene fosas comunes, no obstante , Timothy Studebaker, un abogado de Tulsa que representa a este panteon Rolling Oaks, dijo que el cementerio no se opone a escanear sus terrenos siempre que se brinde garantías para proteger los entierros existentes en esta ubicación. El alcalde  Bynum dijo que la ciudad buscará posibles acciones legales si no se llega a un acuerdo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here