El presidente Joe Biden declaró que existe una emergencia en Oklahoma y ordenó asistencia federal para ayudar a los esfuerzos locales debido al severo clima invernal.

La declaración ordena la asistencia federal para complementar los esfuerzos de respuesta estatales, tribales y locales debido a las condiciones de emergencia resultantes de una severa tormenta de invierno.

La acción del presidente autoriza al Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a coordinar todos los esfuerzos de socorro en casos de desastre para aliviar las dificultades causadas por la tormenta y brindar la asistencia adecuada para las medidas de emergencia necesarias.

Específicamente, FEMA está autorizada a identificar, movilizar y proporcionar, a su discreción, el equipo y los recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia. Las medidas de protección de emergencia para la atención masiva y el refugio y la asistencia federal directa se proporcionarán con un 75 por ciento de fondos federales. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here