El gobernador de Texas, Greg Abbott, prohibio que el gobierno estatal y algunas entidades privadas requieran “pasaportes de vacunas” COVID-19 para acceder a los servicios.

De acuerdo a la orden de Abbott, las agencias estatales,  subdivisiones políticas,  las organizaciones públicas y privadas que reciben fondos públicos en Texas no podran exigir que las personas demuestren que han sido vacunadas contra el coronavirus.

El mandatario dijo que Continuaran vacunando a más tejanos y protegiendo la salud pública, y lo hara sin pisotear las libertades personales de los residentes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here