Donald Trump ha decidido finalmente lanzar la guerra comercial contra sus grandes aliados, la Unión Europea, México y Canadá, al activar unos aranceles al acero (25%) y al aluminio (10%) que había anunciado en marzo pero dejado en suspenso con el fin de abrir una negociación. Washington pide cambios para reducir el déficit comercial con dichos países y China, pero las conversaciones no han fructificado. La Administración de Estados Unidos anunció este jueves que los gravámenes entraban en vigor a medianoche. Bruselas y el resto de afectados ya anunciaron represalias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here