Una demanda contra la ciudad de Broken Arrow fue interpuesta en una Corte de Tulsa para impedir las ordenanzas municipales sobre la marihuana medicinal. Las regulaciones aprobadas recientemente imponen cobros para dispensarios y restricciones al cultivo de la planta. La demanda alega que los funcionarios de la ciudad en Broken Arrow actuaron contra la  Ley de reuniones abiertas del estado reuniéndose en grupos en privado  antes de una sesión del  consejo municipal  para desarrollar las nuevas reglas. El abogado que representa a los demandantes dijo  que la medida aprobada por los votantes no otorga a las ciudades la autoridad para adoptar tales ordenanzas. Se espera el asunto se resuelva en los tribunales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here