Grupos a favor y en contra de la cooperación del condado Tulsa con autoridades de inmigración se enfrascaron en un acalorado debate en la reunión semanal de la comisión del condado. Varios asistentes se pronunciaron en contra del contrato 287-G  establecido con autoridades federales de inmigración ICE  y que conlleva una cooperación permanente de compartir información y poner a disposición de ICE a cualquier detenido que no cuente con autorización para estar en el país sin importar el delito por el que llegó a prisión. Los detractores dicen que la medida causa temor entre inmigrantes sin documentos que muchas veces son objetivo del crimen o testigos y deciden no denunciar por el miedo a ser deportados:  lo que aumenta las tasas de criminalidad en el condado. Por otro lado los defensores de la medida dicen que es necesario este convenio para recudir el índice de criminalidad. El debate no es algo nuevo y en muchas ocasiones el Sheriff ha defendido el acuerdo asegurando que sus agentes no actúan en la calle como agentes de inmigración aunque reconoce que si alguien llega detenido a la cárcel que administra y no tiene documentos seguramente será sometido a proceso de deportación

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here