Un ciudadano Chino está acusado por fiscales federales de haber robado secretos comerciales a la compañía petrolera para la que trabaja en su sede en Tulsa. Hongjin Tan de 35 años de de edad habría robado información confidencial de un nuevo producto lo cual se estima en mil millones de dolares pues entregó la información a una empresa china que le prometió empleo. La investigación revela que el hombre tomó sin autorización  cientos de archivos informáticos relacionados con la fabricación de un “producto de mercado de la industria energética”. El acusado está detenido y tiene comparecencia ante un juez la próxima semana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here