Un reporte de las autoridades señala que Tulsa y Sand Springs están siendo objetivo de un fraude telefónico llamado One-Ring. Se trata de llamadas que la gente recibe del extranjero pero no dan tiempo de contestarla. Por reacción natural al ver la llamada perdida es común llamar al número para ver quién es y resulta que la llamada es a países tan lejanos como Sierra Leon. Esto deriva en cargos telefónicos por tarifas de larga distancia. La comunidad hispana es especial blanco de este tipo de estafas pues tenemos habilitados los servicios de marcado internacional por lo que si se recomienda si recibe una llamada así, ignórela  y bloquee el numero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here