El Gobierno de Stillwater Oklahoma pretendió la semana pasada hacer obligatorio el uso de cubrebocas dentro de espacios públicos comerciales como tiendas, supermercados, restaurantes  y algunas oficinas sin embargo se suscitaron eventos de agresividad contra empleados de comercios y empresas que intentaron que sus visitantes usaran las mascarillas, varios fueron agredidos verbalmente e incluso hubo conatos de ataques físicos. El alcalde se disculpó con los comerciantes y dio marcha atrás en una ordenanza municipal que obligaba legalmente a cubrirse la boca y nariz en lugares públicos. La autoridad municipal reconoció que no tiene suficientes policias para hacer cumplir un mandato de este tipo y   lamentó que ha sido dificil que las personas entiendan que usar esa cubierta facial es una manera fácil y efectiva de ayudar a retrasar la propagación del coronavirus.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here