Una unidad de motociclistas de la Policía de Tulsa brindó escolta desde el aeropuerto hasta Broken Arrow a un grupo de 150 militares de la Guardia Nacional del Ejército de Oklahoma que regresaron la semana pasada después de un despliegue en Siria, Irak y Kuwait. Mientras estuvieron allí los militares de Oklahoma trabajaron en más de 40 proyectos de construcción. A su llegada se reunieron con sus familias a quienes tenían varios meses de no ver en persona. Lo militares pertenecen a la Compañía de Ingenieros del Batallón de Ingenieros 120 y del  Comando de Tropas 90 , quienes regresaron al centro de reservas de las fuerzas armadas en Broken Arrow donde los esperaba una ceremonia de recepción y bienvenida.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here